El escritor multitarea

 ¿El trabajo del escritor consiste en escribir o en promocionarse?

Con esta pregunta inicié la semana; y es que son varios los autores que se quejan del escritor multitarea (podéis daros una vuelta por foros y google, y os saldrán quejas a montones) y muchos son los que me preguntan eso de... ¿Cómo lo haces? ¿Cómo llevas dos perfiles, escribes, promocionas, blogueas y vives? 

Creo que es un tema muy interesante y que daría para debatir largo y tendido; pero como soy de las que cree que "el mensaje breve y conciso" es lo que manda, prometo centrarme ;)
 
Lo ideal sería que el escritor se dedicara exclusivamente a lo que le corresponde que es escribir; pero si tal como está el mercado literario actualmente (cada día compites con cientos de libros nuevos en el mercado de autores conocidos y de autores que, como nosotros, buscan una oportunidad), le añadimos que nuestro mayor handicap es ser una cara desconocida, tengo que decir que en la posición que la mayoría nos encontramos (autores que buscan hacerse un hueco), hay que convertirse en escritor multitarea

Respeto a los que demandan la situación editorial tradicional, pero considero que hay que tener una visión más amplia de la realidad y adaptarse a las circunstancias. Sin las plataformas digitales muchos autores no tendríamos la posibilidad de publicar, de llegar a lectores de todo el mundo; y como lectora, me hubiese perdida joyitas que de otra manera no hubiese podido leer jamás. Y es en parte, por la existencia de estas plataformas y de las redes sociales, que el mundo editorial ha tenido que reconvertirse.

Mitos y leyendas

- Si me promociono, no tengo tiempo para escribir.
El día tiene horas suficientes para escribir y promocionarse, la clave está en organizarse.
- Las editoriales deberían promocionar.
Sí, deberían y lo hacen; pero no olvidemos que es un negocio, según tus ventas así te tratarán y si quieres vender, también tienes que poner de tu parte. Incluso los bestsellers tienen que tener actividad en RRSS; no podemos obviar nuestro handicap.
- La promoción en RRSS no sirve para nada.
Según como te lo montes. El spam masivo e indiscriminado es una perdida de tiempo para ti y para los que te sufren; pero en el mundo en el que estamos en que nos bombardean con cientos de historias, tienes que estar refrescando constantemente con nuevo contenido. Es muy importante ganar visibilidad.
- Si pierdo tiempo en autopromocionarme, mi calidad literaria se resiente.
Para mí es un fallo considerar la promoción como "perdida de tiempo" y no como "inversión a largo plazo". Si quieres una novela cuidada y tu tiempo libre es reducido, tardarás más tiempo en tenerla acabada, pero seguirás estando ahí con una nueva novela dentro de X meses o años.
- Acumular amigos en RRSS no es sinónimo de público objetivo.
Ahí tengo que dar la razón. Por eso, hay que distinguir y dejar claro en las descripciones de nuestros perfiles nuestros cometidos. No es lo mismo un perfil profesional que un perfil personal; de ahí que surjan, por ejemplo, las páginas en Facebook. 
Además, cada red tiene una funcionalidad específica que la hace útil para ciertos aspectos. No puedes ofrecer el mismo contenido, de la misma forma, según sea TW, IG, FB... 

Mi propio Community Manager

Hay muchas estrategias para darte a conocer, solo tienes que ponerlo en google y te saldrán cientos de miles de consejos. 

Te puedo decir lo que yo hago, por si te sirve: programo entradas, contacto con blogs, rehago banners constantemente, colaboro con autores... Por las mañanas me dedico a contestar correos y ojear redes, por las tardes trabajo, por las noches escribo y los fines de semana los dedico a programar historias y a alejarme todo lo que puedo del PC. Es cierto que en unos meses a esta parte, he reducido considerablemente mi vida de ocio; pero he tenido que valorar qué es lo que quierodónde quiero llegar y qué tengo que hacer para obtenerlo.

RECUERDA: Siempre podrás invertir en tu promoción, contratando a un CM profesional, publicidad y un largo etc... 

Disculpad, si me extendí demasiado. Espero que os sirva mi opinión; me baso en mi experiencia y, al fin de cuentas, no tengo la clave del éxito ni las respuestas a todos los males.

Nos seguimos leyendo.
Un saludo, Juliette Sartre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario