Miedo escénico

El martes 31 de marzo habrá un evento (toda la info en este enlace) en la Casa del Libro en el que participarán algunas de las autoras de Ediciones Tagus. Se titulará el perfil de la mujer como escritora y las auto-bautizadas "chicas tagus" hablarán de su experiencia. 

Como "secreto" de la organización, os diré que se dividirán en dos grupos: autoras con varias publicaciones y cierta experiencia, y autoras novatas. ¿Adiniváis en que grupo estaré? Pues sí, en el segundo. Soy una autora "con pañales" XD (bueno, si lo preferís, una autora con ruedecines). Así que, ante el primer evento oficial de mi vida, solo puedo estar muy nerviosa y asustada. 

Como a estas alturas sabréis, uno de mis tantos lemas es "al mal tiempo buena cara"; y es que uso el humor para no dejarme hundir por las circunstancias. Aunque mis hermanos siempre me torturan con que no soy nada graciosa; y tienen su parte de razón, no me rio con los chistes (¬ ¬ ) y mi concepción del bien y el mal, y de la responsabilidad, hace que a veces sea demasiado seria. Quizás, se deba a que soy la mayor de los hermanos; o como buena géminis, porque soy una cajita de sorpresas llena de antagonismos.

Otra de mis características, es que pretendo controlarlo todo; al menos, configurar en mi mente todas las posibilidades para estar preparada en el momento de que se produzcan. Esto me lleva a darle vueltas y más vueltas a cualquier asunto; así que imaginad cómo me encuentro. Entre analizando cada alternativa y tratando de no venirme abajo con buen humor; parezco sufrir cierto grado de locura bipolar.

Miles de preguntas se amontonan en mi cabeza: ¿A qué hora he de llegar? ¿A quién tengo que dirigirme? ¿Tengo que presentarme como autora? ¿Y si no va nadie? ¿Y si va demasiada gente? ¿Y si me bloqueo no sé qué decir? Las respuestas: miedo, pánico y terror.


Y una vez sopesado cada detalle, llega el momento más temido. El de tener que hablar en público. El hablar no me preocupa, fui precoz en ello y desde entonces no paré; incluso en la escuela me utilizaron por mi don "habla-codos" para integrar a los tímidos en clase. Pero el público... eso es otra cosa. ¿Qué me recomendáis?

A pesar del miedo, estoy muy feliz por todo lo que llevo vivido este año como Juliette Sartre, me ha servido mucho en mi proceso de aprendizaje, tanto en lo personal como en lo literario. Gracias por formar parte de este sueño. Y espero que los que esten en Madrid en esa fecha, se animen a acudir para darme ánimos =)

Un abrazo, Juliette Sartre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario