9. Donde está... ?

Seguro que todos conocéis los cómics de Wally (Waldo, para mis amigos latinos) ese hombrecito viajero que se perdía por las páginas de un libro con su jersey de rayas blancas y rojas, y tú tenías que buscar. Recuerdo que en casa nunca me los compraron, pero cada vez que algún primo, amigo, médico, dentista lo tenía, allí que me ponía a buscar al simpático personaje. Jugar al escondite con él era divertido, jugar al escondite con escritores no lo es.

Por razones que no vienen al caso, he tenido que contactar con algunos autores y... ¡Madre mía de mi alma y de mi corazón! (lo que viene siendo el manido Oh, my God en andaluz). Si tuviera que escribir una novela de aventuras sería homérica. ¡Ni de bajo de las piedras he podido encontrar a alguno! Perfiles desactualizados (en el mejor de los casos), sin email de contacto, sin presencia en RRSS... Oye, mira, que yo no los localice pues no es importante; pero... ¿qué me decís de los lectores? ¿Qué me decís de la visibilidad?

Creo que en cualquier manual básico de Community Manager podréis leer sobre la importancia de crear marca y ser visible. Si lo hacen grandes que ni siquieran lo necesitan, no los vamos a necesitar nosotros que somos noveles y cuyo mayor handicap es ser una cara desconocida.

A los lectores les gusta poder ficharnos (seguirnos en las RRSS), compartir nuestra novela, estar informados de lo que haces, interactuar, porque nos guste o no, ¡vivimos en la Era 2.0!

Y alguno me dirá: "Juliette, lo importante es que nuestra novela esté accesible; no el postureo de Internet". ¿Sabes qué te digo? Pues sí, pero no. Obviamente nuestra novela tiene que ser fácilmente localizable, pero nosotros también. ¿Cómo nos van a encontrar en este inmenso mar de libros, en el que cada día hay uno nuevo en la familia? ¿Queremos ser Wally, ese que había que pasar horas buscando hasta que lo hacías  o acababas desistiendo? ¿O queremos  ser como  la Luna que allí donde miremos lo veremos? (Qué poética yo, ¿no?)
Pensad por un segundo en una editorial a la que por X motivos le llega que sois "lo más mejó"  de Amazon (por ejemplo) y quiere contactaros y no puede; o ese lector que se ha enamorado de tu novela y quiere que lo sepas para que todos sus amigos se enteren (tus posibles futuros lectores).

Quizás esté exagerando y me haya levantado hoy en "Dramatic Mode ON" pero sigo pensando que si no saben que existes, no pueden leerte. ¿Y vosotros qué pensáis? 

Un beso. Juliette Sartre.







No hay comentarios:

Publicar un comentario