Prólogo "Deshojando margaritas"



Esta novela contiene escenas de sexualidad explícita. No apto para menores ni para personas de especial sensibilidad.

Deshojando margaritas se divide en tres partes: 1) en la que Gina, una escritora frustrada, tendrá que elegir entre un amor platónico, un amor pasional y un amor romántico; 2) en la que Diana, una joven universitaria, entablará una amistad especial con su compañera de habitación; y 3) en la que los caminos de Gina y Diana se cruzan, lo cual origina una serie de acontecimientos que culminarán con el desenlace de sus propias historias.
Gina es una escritora frustrada, vive en un minúsculo apartamento y sobrevive con lo que gana trabajando en un callcenter y escribiendo artículos para blogs. Desanimada por su mísera existencia, sus ansias por alcanzar un nivel superior y la inminente noticia de que la van a despedir la llevan a aceptar un nuevo empleo, en el que conoce a James Jackson, un maduro multimillonario, atractivo y sexy. Las circunstancias obligan a Gina a tener que optar entre un amor platónico, un amor sexual o un amor romántico.

Juliette Sartre plasma sentimientos, frustraciones y experiencias, y refleja la pregunta que toda mujer alguna vez se ha hecho: elegir por amor, por placer o por afecto. Una historia perfecta para disfrutar en la intimidad.

Lola es una adolescente de una familia adinerada y autoritaria. Su padre marca las pautas de su vida sin permitir que ella opine. Por el contrario, Diana pertenece a una familia humilde en la que el consenso caracteriza las relaciones entre sus miembros. A pesar de ser tan diferentes, el hecho de ser compañeras de habitación en el campus durante su primer año universitario las llevará a entablar una profunda amistad que las marcará para toda la vida.

Una historia que refleja las inquietudes sexuales, el ansia de libertad y las dificultades propias de la adolescencia.

Juliette Sartre nos muestra la visión del mundo de dos adolescentes: la primera vez, el descubrimiento de la sexualidad, las ganas de crecer y vivir en este estado intermedio entre niñez y adultez... Una historia lésbica para reflexionar.

Diana, tras los últimos acontecimientos vividos, ha decidido dejar temporalmente sus estudios. Su padre le ha concertado una entrevista y Diana acude a la cita donde conoce a Gina.

Diana descubrirá que el amor puede tomar muchas formas y no dejar de ser amor, que su sexualidad es un asunto privado y personal, y que la vida es una entramado en el que todos estamos conectados.

Por su parte, Gina finalmente tendrá que afrontar la realidad y tomar una decisión. Hasta el momento siempre se ha dejado llevar por las circunstancias; la vida ha tomado las decisiones por ella. Deberá madurar y asumir que en este mundo no se puede tener todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario